Header Ads

El nuevo aeropuerto para Beijing


Esta gran obra de construir un nuevo aeropuerto en Beijing en China, ya había sido anunciada en el 2015. El proyecto diseñado como un gran dragón por Norman Foster con motivo de los Juegos Olímpicos de 2008, supuso un salto de gigante para las anticuadas infraestructuras aéreas de esta megalópolis de 17 millones de habitantes.

Se prevé, que la nueva Terminal aérea de Beijing este finalizada para el 2019. Ubicado a 46 kilómetros al sur del centro de ciudad, por ahora se lo conoce como Aeropuerto Internacional de Daxing de Beijing, pero su nombre oficial aún no se ha revelado.

Será el aeropuerto más grande del mundo

El objetivo esencial de esta nueva Terminal es descomprimir el Aeropuerto Internacional que actualmente sirve a Beijing, en el noreste de Beijing, que está saturado. La distancia entre ambos aeropuertos será de 67 kilómetros.

El nuevo aeropuerto tendrá un área de 313.000 metros cuadrados con un edificio central y cinco brazos "que se parecen a un fénix que extiende sus alas", dicen los constructores del Grupo de Ingeniería de Construcción de Beijing. La seda, el té, la porcelana, la tierra de labranza y el jardín chino, todas imágenes fuertemente ligadas a la cultura china, estarán presentes en el diseño de estas alas.

El recinto incluirá jardines y áreas separadas para pasajeros de vuelos internacionales y domésticos en un intento por reducir las filas de espera y crear un espacio más compacto.

Para 2025, el nuevo aeropuerto tendrá capacidad para manejar 72 millones de pasajeros y dos millones de toneladas de carga al año. Contará con cuatro pistas y recibirá 620.000 vuelos anuales.

Sin embargo, se espera que con el tiempo y futuras ampliaciones, el aeropuerto pueda gestionar hasta 100 millones de pasajeros por año y duplique la cantidad de toneladas de carga.